Contribución absoluta del régimen alcanzó los $4.721 millones en 2018, lo que significó un 7,9% del PIB

Por cada dólar de impuesto exonerado, el régimen de zonas francas generó $2,5 de beneficios sociales para el país, lo que significó un aporte de $4.721 millones entre el 2014 y el 2018, según el estudio Impacto del Régimen de Zona Franca en Costa Rica.

La riqueza generada por el sector alcanzó un 7,9% del PIB y lo que es más importante, generó una fuente de trabajo para miles de costarricenses.

Lea más: Trabajadores de zonas francas ganan el doble que los del sector privado

Se trata de 115 mil empleos creciendo a una tasa promedio anual de 10%.

“Nuestro compromiso como sector es promover el crecimiento de Costa Rica mediante la promoción de las exportaciones y la atracción de más inversión extranjera, con el compromiso añadido de contribuir a cerrar las brechas de desarrollo, sobre todo territoriales. La idea es que más empresas se instalen y permanezcan en suelo costarricense”, dijo Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior.

La contribución del sector a la economía se determinó midiendo el aporte a la generación de empleo formal, el fortalecimiento de la oferta exportable y la creación de oportunidades de crecimiento y mejora en la productividad para las empresas locales.

Dentro de las zonas francas operan 375 empresas de bienes y servicios, las cuales tienen un promedio de diez años de permanencia en Costa Rica, lo que confirma su arraigo y confianza en el talento humano nacional.

“El régimen cuenta con empresas de todos los sectores comprometidas con la competitividad del país. Son empresas que evolucionaron de maquilas o back-office a industrias que apuestan por la investigación y el desarrollo, el diseño, la ingeniería y el análisis de datos como parte de sus procesos. Tenemos una oferta cada vez más diversa e innovadora”, agregó Pedro Beirute, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica.

Lea más: Zona Franca costarricense destaca en la región

Por otra parte, los encadenamientos productivos del sector dinamizan la economía considerablemente, ya que las empresas gastaron unos $2.203 millones en el país, lo que representó un 47% de participación en el total de las compras realizadas por las empresas del régimen en el período.

“En un entorno nacional e internacional complejo, el estudio mostró que, en 2018, el 55% del empleo formal creado en la empresa privada se generó a través de compañías que operan bajo el régimen”, agregó Jorge Sequeira, director general de CINDE.

Los beneficios:

Las zonas francas dejan otros beneficios, además de los puestos de trabajo y encadenamientos:

• Capacitación continua a colaboradores

• Mejores prácticas empresariales

• Aportes en la transformación de la estructura económica

• Transferencia de tecnología y “Know how”

• Impulso de la mentalidad emprendedora

• Implementación de buenas prácticas de conducta empresarial

 

Fuente: La republica.net

Foto: Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior. Archivo/La República

Compartir