A propósito de la información surgida en las últimas semanas respecto a los montos que la Universidad de Costa Rica (UCR) paga por concepto de salarios a sus colaboradores, y en aras de la transparencia que caracteriza a la institución, en el presente documento se detalla una serie de cifras que aspiran a una mejor comprensión de la situación. Toda la información se referencia a la planilla del mes de junio de 2015.

Es preciso señalar que la Universidad de Costa Rica cuenta en la actualidad con 9.236 funcionarios, de los cuales el 85% devenga salarios inferiores a los dos millones de colones y solo un 1,93% cuenta con salarios superiores a los cuatro millones de colones. El gráfico muestra el detalle de la cantidad de funcionarios que se ubican por rango salarial.

 

 Nótese que un total de 21 funcionarios devengan salarios superiores a 6 millones de colones. De éstos, 5 corresponden a autoridades universitarias, 15 a personas que tienen al menos 40 años se servir a la institución y tres que laboran jornada de tiempo adicional. La mayoría de este grupo de docentes alcanzó el grado de catedrático hace veinte, treinta o hasta cuarenta años. La cantidad de años de servicio de este grupo de funcionarios hace que los conceptos de mérito académico representen un porcentaje importante de sus ingresos totales.

En este sentido, los tres salarios más altos de la institución corresponden a personas que ingresaron a laborar en 1963, 1969 y 1974 y que alcanzaron el grado de profesor catedrático en 1974, 1986 y 1988.

Una buena parte de las críticas sobre el sistema de remuneración de la UCR han versado sobre los supuestos altos salarios de los docentes universitarios; no obstante, el promedio ponderado del salario docente expresado en tiempo completo alcanza la suma de 1.564.997,74 colones.

Con el propósito de garantizar el equilibrio de las finanzas institucionales, la administración universitaria ha tomado medidas de contención del gasto, racionalización y buen uso del presupuesto, especialmente en materia de otorgamiento de complementos e incentivos salariales, como es el caso de la dedicación exclusiva, sustituciones o pago de horas extra. Asimismo, se contempla la transformación del sistema de administración de salarios, de manera que se favorezca el mérito académico en detrimento del llamado crecimiento vegetativo de los salarios.

*Vicerrector de Administración, UCR

Noticia Obtenida de:

extra

Compartir