La Asociación de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras) desmintió este martes que la moción de exoneraciones aprobada al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (expediente 20.580) les otorgue mayores beneficios.

“La moción sobre exoneraciones no genera ningún nuevo privilegio o prerrogativa para las empresas en zona franca, sino que mantiene las condiciones existentes actualmente para las compras locales que realizan aquellas a empresas nacionales, y que producen un encadenamiento productivo positivo que estimula la economía nacional”, señala la organización en un comunicado.

Jorge Brenes, presidente de Azofras, agregó que mantener la moción da estabilidad y seguridad jurídica para el régimen y es una buena señal para seguir atrayendo inversión extranjera.

“Si se afecta el incentivo a las compras locales que efectúan las empresas de zona franca, se favorecería que, en lugar de comprar a empresas costarricenses, se importen los bienes y servicios que son requeridos, afectando directamente a los encadenamientos productivos que tanto beneficio le dejan a Costa Rica. Por ello, es de suma importancia preservar el incentivo y los compromisos del país para con estas empresas”, indicó.

En su opinión, el régimen de zonas francas es un modelo productivo socialmente rentable y al que debe garantizarse su seguridad jurídica para mantener el impacto positivo que genera en Costa Rica.

Brenes hizo eco de las palabras dadas ayer en plenario por el Diputado Carlos Ricardo Benavides, quien argumentó que “la intención (de la moción) no era generar ninguna circunstancia de privilegio, sino evitar una estampida o pérdida de entusiasmo de quienes están hoy haciendo inversiones en el país”.

Sí pagan en mercado local

El jerarca de Azofras aclaró que, de conformidad con la normativa actual, toda empresa de zona franca que realice ventas en el mercado local, debe pagar todos los impuestos de ley aplicables a la importación.

“Cuando las empresas de zona franca venden sus productos en el territorio costarricense declaran y pagan todos los impuestos aplicables, incluyendo el IVA. Pagan exactamente igual que la industria local”, aseveró.

Las empresas de zona franca generan más de 100 mil empleos directos, a los que se suman otros 50 mil surgidos de encadenamientos productivos que benefician a pequeñas, medianas y grandes empresas.

Las compras desde zona franca, a más de 10 mil proveedores locales, equivalen al 38% del total de sus adquisiciones de insumos y servicios.

Datos del Banco Central indican que las más de 350 empresas amparadas al Régimen de Zonas Francas aportaron 7% al PIB del 2017.

 

 

Fuente:

crhoy - noticias de empleo en costa rica

Compartir