Se preparan para afrontar su principal reto, que sería la atracción de inversores luego de la crisis sanitaria.

Las zonas francas han logrado flotar con éxito en las turbulentas aguas de la crisis económica, generada por la pandemia del Coronavirus.

No sólo es uno de los sectores que mantiene un crecimiento en generación de empleo, sino también está activo en donaciones para sectores vulnerables por la crisis con ayudas por el orden de los ₵650 millones.

En momentos de dificultad para encontrar empleo, las empresas que operan en zonas francas siguen generando, con la búsqueda de perfiles como análisis de datos, servicio al cliente, soporte técnico, manufactura, entre otros.

A la fecha, hay unos 1.500 puestos disponibles en la plataforma covid.cinde.org/talento, creada para que aquellas compañías que mantienen contrataciones activas, tengan un medio donde anunciarlas. Al cierre de edición se registraban 100 mil accesos a la página.

Sin embargo, si se agregan aquellas oportunidades no anunciadas en ese sitio, los puestos disponibles ascenderían a los 3 mil.

Parte del éxito de las zonas francas se debe a sus beneficios tributarios; sin embargo, los defensores del sector afirman que estos son relevantes para asegurar que inversores lleguen a Costa Rica, en especial en momentos en que el país atraviesa con una crisis de empleo.

Y es que, en el escenario más optimista, la Inversión Extranjera Directa caería en un 30% en todo el mundo, según Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

“Lo que tenemos que hacer es acelerar el clima de inversión. Los incentivos fiscales son muy importantes, no es de querer exonerarlos, es porque debemos competir con otros países que tienen esos incentivos, incluso más allá de fiscales, dando tierra, por ejemplo”, dijo Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior.

Además destacó que el sector genera aportes a la economía, como que la mitad de empleo es a mujeres; así como que el 50% de las compras las hacen a proveedores nacionales, consideró Jiménez.

En el último año, el 77% de inversiones nuevas corresponde reinversiones, es decir, empresas ya establecidas acá que inician nuevos proyectos, por lo que en este momento se concentran en cuidar las ya existentes.

A continuación, se presentan las principales colaboraciones de empresas en zona franca durante la crisis (información proporcionada por Cinde).

Entidad Donaciones
Intel Más de 20 mil mascarillas y $30 mil a organizaciones sin fines de lucro
P&G Recursos a comedores escolares impactando más de 10 mil personas
Novartis Medicamento Hidroxicloroquina a la Caja
Sykes 600 Nuevos puestos entre abril y mayo
Establishment Labs 2.800 caretas
Samtec $25 mil y 800 mascarillas N95
Edwards Lifesciences $80 mil a poblaciones vulnerables
National Instruments Subsidio a proveedores locales del 100% de sus ingresos

* Coyol Free Zone, Portafolio Inmobiliario, Ultrapark, Dole, TE Connectivity Kimberly Clark, entre otros, también realizaron aportes para la atención de la emergencia.

EN DATOS


La importancia de la zona franca para el país se presenta en las siguientes cifras de Cinde.

50%

Empleos generados corresponde a mujeres

547

Empleos fuera de la GAM

4 mil

Personas capacitadas con becas o programas de entrenamiento

$4.721

Contribución a la economía

$2.203 millones

Valor de las compras a proveedores locales

Fuente: Larepublica.net

Compartir