El presidente Carlos Alvarado defendió hoy el trato que se le da a las empresas en régimen de zonas francas en el plan fiscal y afirmó que no es ninguna novedad su posición.

El mandatario volvió a poner sobre la mesa la divergencia que tuvo con el exdiputado Ottón Solís al respecto y, en entrevista con Noticias Columbia, recalcó que la postura está implícita tanto en el plan de Gobierno como en el acuerdo firmado con la Unidad Social Cristiana.

En diciembre del año pasado, los diputados rechazaron una moción de Solís que buscaba gravar con un 15% la repatriación de las ganancias de las empresas en zonas francas con un impuesto del 15%, gravamen que tiene que pagar cualquier otra multinacional.

Desde campaña, Alvarado fue claro en que no compartía la postura de Solís y hoy lo volvió a recalcar con estas palabras:

“Con el tema de las zonas francas, quien quiera entenderme como presidente puede revisar mi plan de Gobierno o el acuerdo que firmé con don Rodolfo Piza. Yo, con las zonas francas, dije claramente, a diferencia de la posición de don Ottón Solís que no es conveniente entrar al tema de zonas francas”.

 

El jerarca resaltó que las zonas francas son de los sectores más formales del país, por lo que aportan de forma importante en impuestos. Además son fuente de dinamismo y conocimiento.

Sobre esto, Ottón Solís dijo hoy que hace mucho no conversa con Alvarado sobre este tema en particular, pero que él respeta la posición del presidente.

“Lo que yo he creído es que se mantengan todas las exoneraciones a las zonas francas, excepto una, que es que cuando exportan ganancias y repatrian las utilidades, el resto de las empresas pagan un 15%, las de zonas francas no. Eso es lo único, pero yo respeto la posición del presidente”, comentó Solís.

 

Fuente:

crhoy - noticias de empleo en costa rica

Compartir