La posibilidad de ponerle un impuesto de valor agregado a las compras que realizan las zonas francas para producir bienes que comercializan en el territorio nacional fue descartado por los diputados de Liberación Nacional, Restauración Nacional y la Unidad Social Cristiana.

El principal alegato de los congresistas es la generación de empleo que dichas compañías generan y mantener los beneficios actuales en materia tributaria.

“Las zonas francas producen el 7% del PIB y generan 100 mil empleos directos, por eso se deben mantener las condiciones actuales”, aseguró Erwen Masís, jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana.

La moción se aprobó para modificar el artículo redactado por el Ministerio de Hacienda con un apoyo de 36 votos a favor y 16 en contra.

“La redacción original es mala y culpo al Ministerio de Hacienda, por eso debemos cambiarla”, aseguró Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción de Liberación.

 

Fuente:

Buen Trabajo - Noticias la Republica

Compartir