El desempleo en Costa Rica se ubicó en el 9,3%, al cuarto trimestre del 2017, de acuerdo con los datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE), divulgados en la mañana de este jueves 1.° de febrero por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Mientras tanto, en el cuarto trimestre del 2016, la cifra había cerrado en 9,5%, según esa misma encuesta. Por tal razón, el INEC concluyó que el comportamiento del último trimestre del año pasado no tuvo cambio estadísticamente significativo con respecto a igual periodo del 2016.

Según el INEC, en el IV trimestre de 2017 se encontraban desempleadas 204.000 personas, mientras que en ese mismo período del año 2016 esa cifra era de 218.000 personas. Esta disminución, repitió el Instituto, no es estadísticamente significativa.

El informe de la ECE agregó que, de los desempleados, 105.000 eran hombres y 99.000 mujeres, al cuarto trimestre del año pasado. A pesar de que a nivel nacional no hubo variación significativa, la población femenina desempleada disminuyó en 20.000 personas respecto al último trimestre del 2016, resaltó la institución.

Pese a ese aumento en la cantidad de mujeres con trabajo, la tasa de desempleo del sector femenino fue de 12,3% a cuarto trimestre del 2017 frente a una del 7,5% para los hombres, revelaron los resultados de la ECE.

María Luz Sanarrusia, coordinadora de la ECE en el Instituto, comentó que siempre ha sido mayor la tasa de desempleo en el sector femenino. «Son más vulnerables (en este tema) y participan menos en la fuerza de trabajo», explicó la funcionaria.

En lo relativo a las regiones, se establece que 150.000 personas estaban sin empleo en la zona urbana y 54.000 en la rural. Con estos datos, la tasa de desempleo urbana se ubica en el 9,2% y la rural en el 9,5%, sin cambios significativos con respecto al cuarto trimestre del 2016, detalló el informe.

Informalidad

La encuesta deja como resultado también que el empleo informal en Costa Rica se redujo en 3,7 un puntos porcentuales con respecto a igual trimestre del año antepasado, para ubicarse en un 41%.

Esto implica que la población ocupada con un empleo informal fue cercana a 819.000 personas, de las cuales 517.000 eran hombres y 302.000 mujeres, en los últimos tres meses del año pasado.

Sanarrusia detalló que efectivamente al comparar los números absolutos la cantidad de personas en la informalidad bajó de 922.000 a 819.000. Agregó que algunos de ellos, de hecho, pasaron a la formalidad, pero se debe tomar en cuenta el fenómeno de que al ser el último trimestre del año algunas personas deciden no trabajar por motivos familiares y salen del mercado laboral.

Asi lo reflejan las cifras, pues la cantidad de personas con empleo formal pasó de 1.100.000 entre octubre y diciembre del 2016 a 1.176.000 en igual periodo del año pasado. Es decir, los empleos formales subieron en 76.000 mientras la baja en la informalidad fue de 103.000. Unas 27.000 personas habrían salido del mercado laboral al comprar esos periodos.

Además, la cantidad de personas en subempleo bajó. Se trata de quienes laboran menos de 40 horas semanales pero están dispuestos a trabajar más. Este indicador estaba en 9,3% al último trimestre del 2016 y fue del 8% al último trimestre del año pasado.

fuente: nacion.com

Compartir