Al reunirse con más de 250 representantes de empresas multinacionales, Carlos Alvarado, presidente y los ministros del sector económico reconocieron que no modificarán el régimen de zonas francas durante su administración.

“Nuestro reto es propiciar los encadenamientos con el resto de la economía, para generar más y mejores oportunidades de empleo en todo el territorio nacional, especialmente en las regiones más vulnerables”, expresó el mandatario.

Durante la cita, el Gobierno dio un voto de apoyo y confianza a las empresas de inversión extranjera directa al reconocer el impacto social que estas tienen en el país, al generar casi 100.000 empleos directos a costarricenses.

También, participó Claudia Dobles, primera dama, Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior, André Garnier, ministro de Coordinación y Enlace con el Sector Empresarial y Edna Camacho, coordinadora del Consejo Económico, así como Luis Gamboa, presidente de la junta directiva de Cinde y Jorge Sequeira, gerente general.

Las empresas multinacionales atraídas por Cinde lograron generar durante el 2017 el 23% del empleo formal creado por el sector privado del país, aún cuando estas representan menos del 1% del parque empresarial en Costa Rica.

La Caja Costarricense del Seguro Social reportó que el año anterior estas empresas crearon 13.754 puestos de trabajo, los cuales son de calidad y bien remunerados.

 

Fuente:
Buen Trabajo - Noticias la Republica

Compartir