Desde que la pandemia causada por la COVID-19 llegó a Costa Rica, en marzo del 2020, se han anunciado más de 6.000 plazas nuevas en empresas transnacionales. Amazon es una de ellas, con más de 2.000 posiciones. Foto: Amazon Costa Rica para EF.

Desde que la pandemia causada por la COVID-19 llegó a Costa Rica, en marzo del 2020, se han anunciado más de 6.000 plazas nuevas en empresas transnacionales.

Estos nuevos puestos de trabajo llegan en medio de una situación apremiante. El desempleo, de acuerdo con datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) superó el 24% en el último trimestre.

Parte de esta apertura de nuevas posiciones laborales está acompañada de reinversión de capital extranjero y de nuevas inversiones. A pesar de la pandemia, en los dos primeros trimestres del 2020 el país logró atraer $779,7 millones en Inversión Extranjera Directa (IED), de acuerdo con cifras del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

En varios casos estas inversiones y reinversiones se tradujeron en oportunidades de crecimiento para las empresas al ampliar operaciones con clientes existentes, relocalizar proyectos de la misma empresa que se estuvieran trabajando en otras latitudes y finalmente ganar nuevos clientes.

Una migración rápida al teletrabajo y un clima de inversión favorable fueron parte de las condiciones que ayudaron a que Costa Rica cosechara nuevos empleos e inversiones a pesar de la crisis global.

Destacarse

A través de estos meses de pandemia, Sykes ha logrado traer a Costa Rica nuevos negocios. La compañía inauguró una nueva sede en Liberia para la que contratarán 600 personas. Foto Sykes para EF

Cuando la pandemia empezó a azotar el mundo, los confinamientos y las cuarentenas pusieron en riesgo las operaciones globales.

Por el efecto COVID-19 las empresas entraron en un camino de etapas, de acuerdo con Pilar Madrigal, directora de asesoría de inversión de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

El primer paso fue la reacción a nivel global. En segunda instancia el replanteamiento de la estructura actual y finalmente la visualización a futuro: cómo van a cambiar de cara a los años post coronavirus.

La decisión de varias compañías de ampliar operaciones en el país, o de incluso migrar unidades de trabajo desde otros de sus puntos globales forma parte de esas etapas.

El virus se capitalizó en una oportunidad de atender lo que tuvieron que dejar de realizar otros países. La pandemia hizo que industrias con volúmenes importantes, como Filipinas o India, vivieron complicaciones para desarrollar los trabajos en medio de las restricciones.

Por esto múltiples empresas movieron parte de sus operaciones. Es el caso de Sykes.

“Significó una oportunidad para nosotros de crecer y atender volumen que normalmente era atendido en otras geografías”, explica Alejandro Arciniegas, gerente general y vicepresidente de operaciones de Sykes Costa Rica.

La decisión de mirar hacia Costa Rica se dio amparada en las condiciones.

En Sykes Costa Rica actualmente el 40% de los trabajadores continúa trabajando desde la oficina, por requerimientos especiales de sus funciones, mientras el resto lo hace desde sus casas. En otros países esto no era posible, o el traslado se volvía insostenible.

Sin embargo, los costos para asegurar la continuidad de operaciones han sido altos. De acuerdo con Arciniegas, no solo ha consistido en preparar los edificios con las condiciones de seguridad necesarias y sanitizaciones dos veces por semana, sino también invertir en transporte para minimizar riesgos de contagio.

“Transporte puerta a puerta y privado para que nuestros empleados no tengan que ir al transporte público y exponerse”, explicó Arciniegas.

En lo que va de la pandemia la compañía afirma haber invertido más de $1,2 millones en este rubro. Además ha destinado otros $650.000 a comprar equipo de cómputo para los trabajadores remotos y “otra porción importante” en compra de software.

A través de estos meses de pandemia, Sykes ha logrado traer a Costa Rica nuevos negocios.

“Hemos traído negocios de nuestros competidores, cuando esos mismos clientes han cerrado operaciones en países, desafortunadamente, de Latinoamérica, porque no han podido entregar el servicio y no les han podido dar estabilidad”, detalla Arciniegas.

Varios factores facilitaron este crecimiento. Los avances del país en teletrabajo previo a la pandemia, incluyendo la aprobación de la Ley para Regular el Teletrabajo (9.738), fueron fundamentales para la adopción del mismo tras la llegada del virus.

Esto se suma el manejo inicial de la pandemia por parte del Gobierno y una “escucha constante” del sector, de acuerdo con Arciniegas.

“El Gobierno ha estado atento a escuchar las necesidades que tenemos y eso ayudó no solamente a proteger a los empleados y sus ingresos”, declaró.

En cuanto a creación de empleo, la compañía anunció en junio 450 nuevas posiciones en la Gran Área Metropolitana (GAM) y 600 plazas en Liberia para la apertura de una nueva sede.

Para Juan Pablo Guzmán, gerente general para Costa Rica de Concentrix, la apertura de nuevas posiciones y de inversión de capital en medio de la pandemia es un producto de una combinación de elementos. Foto: Archivo

Para Juan Pablo Guzmán, gerente general para Costa Rica de Concentrix, la apertura de nuevas posiciones y de inversión de capital en medio de la pandemia es un producto de una combinación de elementos. Por ejemplo, apenas el virus llegó al país gran parte de los colaboradores se trasladaron a trabajar remotamente. Hoy el 85% se mantienen en esa modalidad.

“Esa velocidad de respuesta permitió presentarle a nuestros clientes la capacidad de mantener el negocio estable y transmitió tranquilidad que no necesariamente se alcanzó en otros países, con realidades distintas a las que tuvo Costa Rica”, explica Guzmán.

El teletrabajo fue una apuesta “agresiva y atrevida, pero viable” para proteger a los empleados y garantizar la estabilidad del negocio para poder mantener los trabajos abiertos.

Fue justamente la posibilidad de mantener el negocio sin ningún impacto para los clientes finales lo que atrajo nuevas operaciones. “En Costa Rica no hubo ni un minuto de downtime, estuvimos 100% operativos siempre”, resume Guzmán. Esto ayudó a posicionar a la empresa con clientes nuevos como un caso de éxito.

En lo que queda del año, Concentrix espera contratar 1.300 personas, además estudian la posibilidad de adquirir nuevos edificios para asegurar que el espacio físico no sobrepase el 50%.

Retención y nuevos empleos

Ejemplos como los de Concentrix o Sykes se repiten en empresas de capital extranjero localizadas en el país en industrias como servicios, dispositivos médicos, electrónica o manufactura avanzada.

“Dentro del proceso desafortunado, para todos, en Costa Rica tenemos un fuerte compromiso para mantener los empleos”, resume Madrigal de Cinde.

En el sector de servicios, el 98% de las empresas lograron migrar sus operaciones a esquemas remotos con el teletrabajo como principal recurso. La migración a este esquema tomó menos de una semana en muchas de la transnacionales.

Amazon anunció que creará más de 2.000 nuevos puestos en Costa Rica. En la foto, la sede de la compañía en Calle Blancos Goicoechea. Foto: Archivo

En consecuencia, la retención de personal para estas industrias ha sido tangible.

De acuerdo con Cinde, si se hubiese ajustado el nivel de empleo a la contracción de la demanda causada por el virus, se habrían perdido cerca de 9.000 empleos formales, solo en el área de industria médica. Sin embargo, el comportamiento fue inverso.

El empleo formal de las empresas de dispositivos médicos creció 3,2% entre marzo y junio, a pesar de que las exportaciones del sector cayeron, según datos de la organización. En total se han anunciado más de 6.200 plazas nuevas en compañías transnacionales, entre abril y setiembre del 2020.

6.225 nuevos empleos anunciados desde la llegada de la COVID-19 al país

Empresas de inversión extranjera han logrado atraer nuevos negocios a pesar de la emergencia global
Empresa Empleos Inversión Fecha
East West 50 $2 millones abr, 2020
Samtec 150 No detalla abr, 2020
Amazon 2.000 No detalla abr, 2020
ICU Medical 200 No detalla may, 2020
Roche Services & Solutions 370 No detalla may, 2020
GSK 100 No detalla jun, 2020
Sykes (GAM) 450 No detalla jun, 2020
Proquinal 50 $20 millones jul, 2020
Teleperformance 335 No detalla jul, 2020
Electroplast 150 $9 millones ago, 2020
Philips 300 No detalla ago, 2020
Sykes (Liberia) 600 No detalla sep, 2020
NACS Inc. $ 1 millón sep, 2020
Concentrix 1.300 No detallan sep, 2020
SmileDirectClub 200 No detallan sep, 2020

Fuente: El Financiero

Compartir