La moderada proyección de incremento del PIB en torno al 3% (frente al auge del 3,6% de 2014), el déficit fiscal, el alza del desempleo, o la baja del 21% en Inversión Extranjera Directa de 2014 hace que los empleadores se hayan mostrado cautos a la hora de las subidas salariales para este 2015, según muestra el Estudio de Salarios y Beneficios Costa Rica 2015, presentado esta misma mañana por Hay Group.

En el estudio han participado 62 empresas, de las que la mayoría (32%) provienen del sector de consumo masivo, seguidas de las del sector servicios (24%). El 35% de las empresas participantes tienen más de 501 empleados, y el 31% un volumen de ventas mayor a 100.000 millones de colones (más de US$187 millones).

En el periodo 2014-2015, la cifra que las empresas dan de incremento de los salarios promedio de sus trabajadores está en el 4%, frente al 6% de 2013-2014 y 2012-2013, y el 6,6% de 2011-2012.

“Esto tiene que ver con la caída de la economía del país”, ha confirmado Alonso Quesada, líder del estudio.

La expectativa para mayo era que hubiera un crecimiento del 5% en los salarios.

En todo caso el 82% de las empresas se ha mostrado optimista para alcazar los resultados financieros previstos para este 2015, frente al 11% que externaron haber tenido problemas para llegar a los números esperados. La expectativa de alza salarial de cara a 2016 la han ubicado en el 5,5%.

Respecto al salto salarial en caso de cambio de categoría, al ascender de operario – administrativo a auxiliar – analista se incrementa un 22%; de auxiliar – analista a supervisor – jefatura es del 32%; de supervisor – jefatura a gerencia el alza de es del 40%; y del gerencia a dirección sube un 32%.

En el mercado general, el seguro de gastos médicos es el beneficio más otorgado por las compañías, en el 84% de los casos, seguido de seguro de vida (77%), automóvil (56%) , cafetería (38%) y descuento en productos (34%) ; mientras en el sector servicios el 100% de las empresas ofrecen seguro de gastos médicos, seguido de transporte (79%), seguro de vida (79%), subsidio a la educación (57%) y cafetería (50%).

Entre los beneficios flexibles han crecido tanto el número de compañías que ofrecen un horario flexible a sus empleados (ha crecido del 21% en 2014, al 26% en 2015); y las que ofrecen la posibilidad del trabajo desde el hogar (del 17% al 21%), el 30,8% ofrece dos días desde la casa, y el 23,1% da la posibilidad de hacerlo un día.

Noticia obtenida de:

logoE&N

Compartir