La diputada Paulina Ramírez Portuguez, señaló que existe un desanimo en el país, según lo reflejan en las últimas semanas algunos estudios y noticias, sobre la situación nada halagüeña que vive nuestro país en materia de competitividad, atracción de inversiones, crecimiento económico y desempleo.

Señaló la existencia de un descontento, malestar, preocupación, señales confusas, contradicciones y ausencia de una agenda de competitividad la que muchos le hemos venido solicitando al Poder Ejecutivo desde hace varios meses.

“La situación sin embargo no queda acá, revisaba hace unas semanas el barómetro de la firma Deloitte y créanme que los resultados arrojados sobre la gestión actual del gobierno, son verdaderamente alarmantes”

Puso a manera de ejemplo que un 71% considera un mal actuar por parte del gobierno reducir el desempleo, mientras que un 56% considera un mal actuar por parte del gobierno en incentivar la inversión privada.

“Y esto se vuelve todavía más preocupante cuando los encuestados son altos ejecutivos, responsables en gran medida de la creación de empleo tan necesitado en estos momentos en nuestro país con percepciones tan negativas sobre el rumbo que hoy seguimos”, expresó.

Explicó que no es casual entonces, que al menos 22 empresas han anunciado cierres y despidos en los últimos 19 meses. Pero sí es preocupante, el crecimiento rampante del desempleo en todo el país y sobre todo en ciertas zonas deprimidas en lo social, que en lugar de ver cómo llegan empresas a generar empleo, hoy están viendo como estas huyen del país, dejando a familiares, amigos y vecinos sin su trabajo.

“El último caso lastimosamente es en mi provincia, en el cantón de Turrialba, con la salida de la firma Rawlings de Costa Rica, reconocida a nivel internacional por la elaboración de uniformes deportivos así como pelotas de béisbol y softball, que dejará aproximadamente a 200 personas sin trabajo y a las que habrá que buscarles una solución de empleo”.

Comentó que desde hace algunos años en la provincia están impulsando estrategias de Zonas Económicas Especiales, que incluyan a diferentes actores como empresas, academia y municipios, para atraer inversiones y desarrollar nuevas zonas francas tanto en el cantón de Cartago (como la de La Lima que viene en crecimiento) y soñamos con una para Turrialba.

Un reciente estudio de PROCOMER presentado hace unos días señalaba que el régimen de zonas francas es socialmente rentable, pues por cada dólar exonerado en el periodo 2010-2014 las empresas generaron en promedio $ 5,7 para el país.

“En virtud de lo explicado, quisiera pedirle al Presidente Luis Guillermo Solís, que piense en los miles de costarricenses que hoy no tienen empleo y los que están en ascuas con su situación laboral, pues si se siguen tomando decisiones desacertadas, seguiremos rezagados como país.

“Y con esto quiero hacer hincapié en la decisión de la Sala Constitucional, de declarar inconstitucional el levantamiento de veto emitido al Código Procesal Laboral, porque mucho se habla de la situación que vive el empresariado, pero pocas veces de la experimentada por los trabajadores”, señaló.

Dijo que en su momento le preocupó que el Presidente insistiera con este tema respaldando las huelgas en los servicios esenciales y otros temas, pero fuera de eso está convencida de que en el PLN respaldan la Reforma Procesal Laboral, la cual habrá que seguir construyendo, para no perder discusión que lleva años y sobre un tema sobre el cual la OIT nos viene solicitando atender desde hace mucho tiempo.

“En el PLN creemos en la justicia pronta y cumplida en jurisdicción laboral, en la oralidad de los procesos para agilizar así los juicios y los empleados no tarden años en ver reivindicados sus derechos, en la asistencia letrada a los asalariados de menores ingresos en los procesos”.

Comentó que celebra que la Sala Constitucional, restablezca de alguna manera la confianza en la seguridad jurídica del país con esta decisión.

“Liberación Nacional, apoyará la reforma al código procesal laboral, pero una que no maltrate a los empresarios y que le otorgue al trabajador facilidad para reclamar sus derechos”.

Concluyó su participación diciendo: ¡Todavía no todo está perdido, estamos a tiempo de luchar por un nuevo Código Procesal Laboral que requiere actualizarse en muchos temas y una agenda de competitividad que hoy es completamente urgente”.

Noticia obtenida de:

costaricaon

Compartir