En la web del Gobierno, anuncian que pronto se firmará el Decreto Ejecutivo que permitirá que la mitad de los empleados públicos puedan realizar teletrabajo a partir del 2018.

Esto forma parte de la Estrategia Nacional de Empleo y Producción, y del Programa Nacional de Teletrabajo.

Ese 50% representará a más de 150 mil empleados que laboran en los 22 ministerios y las 17 instituciones autónomas.

Con este nuevo decreto el Ministerio de Trabajo buscará crear nuevas fuentes de trabajo, conducir acciones a lograr un desarrollo social inclusivo, crear redes para el emprendedurismo digital, modernización de las plataformas digitales y de la cultura digital, construir una infraestructura para teletrabajar, atraer empleadores, mejorar la conectividad, sentar las bases para una sociedad de emprendimiento digital y establecimiento de ciudades inteligentes, entre otros objetivos.

Jorge Llubere, director de Teletrabajo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y Coordinador Nacional del Programa de Teletrabajo, explicó a crhoy.com que se trabajará en cinco ejes.

El decreto brindará toda una base jurídica para el sistema que debe implementarse en las instituciones, regulando aspectos esenciales de los contratos de los funcionarios que se dispongan a teletrabajar, brindando con ello una base ausente en la legislación.

Además, establecerá un Equipo de Coordinación Técnica, adscrito al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que coordinará las acciones que permitan cumplir los objetivos y actividades establecidas en el decreto.

Reducir alquileres y otras bondades

Con el teletrabajo se pretende colaborar con la reducción de alquileres por parte del Estado, mejorar la productividad de los funcionarios, promover la inserción laboral, el desarrollo laboral de los territorios, contribuir con la protección del medio ambiente.

Además, incluir en el mercado laboral a quienes generalmente se encuentran excluidos como lo son mujeres jefas de hogar, jóvenes y personas con discapacidad. Y se busca cerrar la brecha digital en los 32 cantones más necesitados del país.

Otra de las prioridades que tiene que ver con la salud de la población es la reducción del tránsito vehicular. De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo, en Costa Rica hay 1.130.000 vehículos, los cuales se incrementan en 60 mil vehículos más por año.

También, al centro de la capital ingresan, por día, unos 1.660 autobuses. Según la cartera, si de los 300 mil funcionarios públicos, teletrabajarán 50, saldrían de circulación cerca de 8 mil vehículos diarios.

Además, unos 12.750 millones de galones de combustible al año, unos 24 mil vehículos que no ingresarían al área metropolitana por día y unos 28.600 millones de toneladas de dióxido de carbono que no se emitirían al año.En cuanto a ahorros, si se implementara el teletrabajo dos días a la semana, un trabajador podría ahorrarse de ¢627.500 al año.

El teletrabajo en el país está regulado desde el 2013, cuando se firmó el decreto número 37695-MP-MTSS. Bajo esta modalidad laboran unos 7 mil trabajadores del sector público.

Noticia obtenida de:

crhoy

Compartir