La Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR) negoció con los trabajadores la reducción de varios beneficios de la actual convención colectiva.

Así lo confirmaron el secretario general del Sindicato del Banco de Costa Rica (Unebanco), Róger Muñoz, y la presidenta de la Directiva de esta institución financiera, Paola Mora.

En una negociación en que participaron tres miembros del sindicato, dos de la administración y dos de la Junta Directiva, se acordó cambiar la forma de cálculo de la cesantía.

Hoy dicho auxilio se calcula con base en el artículo 30 del Código de Trabajo, lo cual implica un pago de hasta 20 meses de salario y cada mes cuenta con 30 días.

En la nueva convención, se acordó aplicar el artículo 29 del Código de Trabajo, lo cual permite hacer el pago de los 20 meses, pero considerando en cada mes solo 20 días de salario.

De esta forma, a un empleado que tenga 20 años de antigüedad laboral y gana ¢1 millón, le corresponderían ¢20 millones con el anterior cálculo, pero con el nuevo cálculo son ¢13 millones, según una estimación de Muñoz.

Según dijo, no es sostenible seguir liquidando con el artículo 30. Enfatizó que el nuevo cálculo lo establece el mismo código.

Incentivos y horas extra. Otro tema que se acordó fue la eliminación del pago de incentivos. Muñoz explicó que en el BCR estos beneficios se manejan de modo diferente a otros bancos, pues están sujetos al logro de metas.

Banco-Costa-Rica-actuamente-ARCHIV0_LNCIMA20150722_0057_1

El 26 de enero pasado, la Contraloría General de la República criticó en un informe, dichos incentivos y, el 26 de mayo, el Gobierno emitió una directriz en la cual los regula.

Otro punto de la negociación fueron las horas extra. En la actual convención se paga 2,5 veces cada hora extra trabajada, y en la nueva se aclara que el monto es de 1,5 veces.

En la negociación también se aprobó otorgar beneficios a trabajadores que tengan 10 años o más de servicio para que se retiren el banco, un proceso que Muñoz prefirió no llamar movilidad voluntaria. Aún falta definir dichos incentivos.

Muñoz añadió que los directivos aceptaron dos propuestas del sindicato ligadas con hijos internados en un hospital y personas con incapacidad permanente.

“Nuestra convención ha sido muy equilibrada. Aun así, aceptamos ceder en algunos aspectos, bajo esa misma perspectiva de ayudar para que el Banco tenga las economías necesarias para que mejore sus índices de rentabilidad”, justificó Muñoz.

Por su parte, Mora explicó que con los cambios esperan ahorrar unos ¢13.000 millones anuales que se unen a otras medidas de contención.

“Se logró un proceso de concientización de ambas partes con una tremenda responsabilidad y gran compromiso hacia lo que es el futuro del Banco”, dijo.

Ahora, la convención colectiva será enviada al Ministerio de Trabajo para su homologación, es decir, obtener el visto bueno.

Compartir